Sébastien Buemi, piloto del equipo Nissan e.dams, analiza los desafíos que proponen las seis carreras que disputará la ABB FIA Fórmula E en agosto en Berlín, donde el suizo disfrutó de un importante éxito en el pasado.

Luego del receso forzado que motivó la pandemia del coronavirus, el campeonato de autos eléctricos volverá a la acción con seis carreras en nueve días en el antiguo aeropuerto de Tempelhof, en Berlín, donde definirá al campeón de la temporada 2019/20.

Uno de los protagonistas en la capital alemana se espera que sea Sébastien Buemi, quien suma un triunfo y dos segundos puestos en las visitas de la Fórmula E a Berlín.

“Esperamos poder luchar por los podios, esa es la idea. Obviamente ha sido un receso muy largo y la gente ha trabajado muy duro, así que es un poco difícil decir qué esperar, porque si vienes a la carrera y la gente ha mejorado mucho y tú no lo has hecho… entonces es difícil, pero con suerte lo hemos hecho”, dice el campeón de la temporada 2015/16 de la Fórmula E:

Uno de los mayores desafíos que afrontarán los equipos es el personal reducido que tendrán en Berlín, limitado a 20 miembros con los pilotos incluidos, lo cual se decidió para que haya la menor cantidad de gente posible en el circuito y evitar así posibles contagios de COVID-19.

“Básicamente será lo mismo para todos, tenemos un número muy reducido de pases para el evento, va a ser importante no dañar el coche pues tendremos muy pocos mecánicos y también hemos reducido los ingenieros. Tenemos bastantes que permanecerán en Le Mans (donde está la sede de Dams) y van a hacer algún tipo de trabajo remoto, pero obviamente va a ser una especie de nuevo tipo de organización para nosotros, así que tenemos que tomarlo con calma, ser muy disciplinados”, explicó Buemi.

Para las tres rondas dobles que disputará en Berlín, la Fórmula E dispuso de tres escenarios diferentes: los días 5 y 6 se utilizará el circuito tradicional de Tempelhof pero en sentido inverso, luego se usará el circuito normalmente para los días 8 y 9 y para cerrar la temporada, el 12 y 13 de agosto, se estrenará un nuevo dibujo.

“El tercer diseño el que tiene todos las curvas añadidas, obviamente este va a ser un poco más desafiante, porque nunca lo hemos hecho y hay más curvas, lo que significa más tiempo para ganar o perder”, dijo Buemi.

“El invertido, es lo mismo pero en el otro sentido, ese si no sé cómo se va a sentir pues nunca he corrido en una pista en ambas direcciones, así que estoy ansioso para probarlo. Y el clásico, que conocemos bastante bien, ya hemos pasado bastantes años con ese, entonces no espero nada especial”.

Información: Be Mass Media