A partir del primer minuto de este domingo 24 de junio, se levanta la única prohibición en el mundo que no permitía que las mujeres condujeran un auto, esto en Arabia Saudita.

La lucha para derogar esta ley duró poco más de 30 años, las mujeres que fueron sorprendidas manejando un auto eran arrestadas, mientras que en los demás países musulmanes ya era reconocido su derecho a manejar.

En las primeras campañas para levantar esta prohibición en 1990 mujeres activistas perdieron sus trabajos, fueron señaladas socialmente y se les prohibió viajar al extranjero durante un año. Es por eso que a partir de las primeras horas de este domingo mujeres salieron a las calles conduciendo sus autos para festejar.

Los sectores ultraconservadores en Arabia Saudí afirmaron durante mucho tiempo que permitir a las mujeres manejar propiciaría el pecado y las expondría al acoso. El rey Salman anunció hace unos meses que se les permitiría manejar a las mujeres, aun así semanas antes de entrar en vigor la nueva ley fueron arrestadas poco más de 10 mujeres activistas, en un indicio de que solo el rey y su poderoso hijo, el príncipe a la corona Mohammed bin Salman, decidirían el ritmo del cambio.