• En una expedición de 30 días el piloto Patrik Bergel consiguió cruzar dos veces el gélido continente desértico en un Hyundai Santa Fe, modificado, estándar, a diesel de 2.2 litros. Realizó un viaje redondo de From Union Camp hasta McMurdo y Regresó al Mismo Punto de Partida.

Ciudad de México.- “Hyundai Motor” ha hecho historia con su modelo Santa Fe, convirtiéndose en la primera camioneta convencional en cruzar el continente de la Antártida desde From Union Camp hasta McMurdo de ida y vuelta. Fue el bisnieto del legendario explorador polar Ernest Shackleton, el piloto que logró esta hazaña.

El viaje tuvo lugar en Diciembre de 2016 para conmemorar el centenario de la heroica travesía de la Antártida que Shackleton realizó entre 1914 y 1917. La experiencia ha sido plasmada en un corto producido por Hyundai, que transporta al corazón del frio glaciar.

El director de marketing de Hyundai Motor Company (Scott Noh) comentó, “Conocíamos la historia del señor Ernest Shackleton y como compañía sentimos una resonancia por su coraje y por su espíritu pionero”. Aclaró que la película producida “Celebra este espíritu a través de Patrick, su bisnieto, completando su sueños a través de la Antártida, en solitario unos 100 años más tarde”. “Esperemos que esta proeza refleje a Hyundai como una marca que es mucho más que transporte”, dijo Scott Noh.

La expedición de 30 días demostró el desempeño de la camioneta Santa Fe. Esta fue modificada parcialmente para circular en solitario, se instalaron neumáticos gigantes de baja presión, para prácticamente todo el recorrido de 5.800 kilómetros de terreno helado, bajo duras condiciones climáticas y de terreno. Patrick y su pequeño equipo no solo se enfrentaron a  enormes distancias con temperaturas extremas de 28 grados bajo cero, sino que tuvieron que trazar nuevos caminos en placas de hielo flotantes que nunca habían sido cruzadas.

Patrick Bergel declaró que “El viaje fue Increíble y que fue para el un placer manejarlo”, añadió además que: “Algunas Veces se sintió menos conductor y mas navegador a través de la nieve”. “Ha sido una expedición y un reto de la ONU que nadie había logrado antes”. Se trató más de resistencia que de velocidad, el éxito estuvo en como nosotros podíamos manejar el coche y la situación. Es difícil hacer comparaciones de lo que logró mi bisabuelo y lo que he alcanzado yo. Pero sí es algo importante ser el primero en hacerlo en vehículo con ruedas”, explicó Bergel.

Entre glaciares Santa Fe

Uno de los conductores más expertos de la Antártida, Gisli Jónsson de “Artic Camiones”, tuvo el encargo de dirigir la preparación de los vehículos antes del evento y liderar la expedición en la Antártida. Jónsson explicó que se usó una Santa Fe con motor, transmisión, diferencial y eje de transmisión completamente estándar, los neumáticos se ajustaron a baja presión para evitar que se estancara la nieve (una decima de su normalidad) esto le dio suavidad al rodamiento. Se modificó el cuerpo del vehículo con nuevos armazones, suspensión y marchas, se ajustaron los ejes de los neumáticos para hacer frente a las diferentes fuerzas y a la necesidad de girar más lentamente a una misma velocidad.

Los otros cambios que se hicieron fue aumentar la capacidad del tanque de gasolina y que pudiera funcionar con carburante “Jet A-1” (el único combustible disponible en la Antártida), las personas que han tenido experiencia en este lugar saben qué básicamente todo y nada puede fallar. Dijo Jónsson “Incluso las grandes máquinas se parten y se estropean. Esta es la primera vez que se realiza la travesía entera de ida y vuelta. Mucha gente pensó que no lo lograríamos y cuando volvimos no podían creer que realmente lo hubiéramos logrado”.