Pilotos y jefes de equipo de la ABB FIA Fórmula E explican la importancia de que la categoría se haya convertido en la primera serie deportiva en alcanzar una huella de carbono cero neto certificada desde su origen.

En septiembre del año pasado la Fórmula E se convirtió en noticia y no precisamente por su habitual espectáculo en las pistas, sino porque dio un paso fundamental en su lucha por el cuidado del medioambiente.

La categoría de monoplazas eléctricos, que este fin de semana inicia su Temporada 7 en Ad Diriyah, Arabia Saudita, se convirtió en el primer deporte en alcanzar una huella de carbono cero neto desde su nacimiento a través de la inversión en proyectos certificados internacionalmente en todos los mercados de carreras para compensar las emisiones de sus seis temporadas previas.

“Es una de las razones principales por las que nos involucramos en la Fórmula E, para decirle al mundo que hacemos coches eléctricos, para mostrarle al mundo los beneficios de los coches eléctricos, no solo como una forma de movilidad, sino también para mostrar cómo los coches eléctricos pueden rendir”, dijo James Barclay, jefe del equipo Jaguar Racing.

“Pero es importante, por lo que significa para el medio ambiente, cero emisiones, movilidad. Y creo que como deporte, podemos hacerlo de una manera entretenida. Pero lo más importante, el mensaje subyacente es una forma más sostenible de movilidad que es mejor para nuestro planeta. Así que es fantástico que Fórmula E se esté convirtiendo en el primer deporte con cero emisiones de carbono desde su creación”.

Ian James, responsable del Mercedes EQ Fórmula E Team, coincidió con su colega de Jaguar sobre la relevancia del hito alcanzado por la categoría: “Creo que para mí personalmente, como padre también, es increíblemente importante. Es algo de lo que tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que empujamos las cosas en la dirección correcta”.

“Y luego, como equipo, coincide con nuestros propios valores, coincide con los valores de la organización. Así que creo que ver la Fórmula E como un deporte, estableciendo el punto de referencia y haciendo lo necesario para que las cosas avancen es genial”.

Sébastien Buemi, piloto del equipo Nissan e.dams y campeón de la temporada 2015-16 de la Fórmula E, lo explicó claramente: “No somos solamente un deporte, también somos una plataforma para que la gente entienda el cambio climático, para que la gente entienda que la movilidad eléctrica es el futuro, y creo que le da credibilidad llamar al campeonato un campeonato mundial y tener cero emisiones de carbono”.

El brasileño Lucas di Grassi, también antiguo campeón de la serie, comentó: “Creo que lo que hizo la Fórmula E fue muy interesante, bajar a cero las emisiones de carbono, es histórico, es el primer deporte en hacer eso”.

“Es algo que todos los deportes deberían hacer, es muy importante. Y todas las empresas y los países se van a preocupar cada vez más por esto. Necesitamos llegar a una situación en la que tengamos menos emisiones de carbono por el tema del calentamiento global. Creo que este paso en la Fórmula E está totalmente alineado con los principios del campeonato”, finalizó.

Información: Be Mass