• Previo a la competencia que se disputará este fin de semana, Extreme E reveló su Programa de Legado para apoyar la conservación de las tortugas en Arabia Saudita.

Londres, (1 de Abril 2021).- Extreme E, la revolucionaria serie de carreras de coches eléctricos de off-road, ha anunciado su Programa de Legado para Arabia Saudita, confirmando que apoyará la conservación de las tortugas a lo largo de la costa del Mar Rojo en asociación con la Fundación Ba’a, una organización que se centra en la conservación del medio ambiente a través de iniciativas que implican la preservación de especies en peligro de extinción, hábitats naturales y sitios históricos.

Alejandro Agag, fundador y CEO de Extreme E, dijo: “Estoy muy contento de que Extreme E pueda apoyar esta crucial iniciativa de legado en Arabia Saudí. Esta serie es, por supuesto, una competición emocionante, pero también estamos poniendo de relieve la crisis climática y medioambiental que se está produciendo en todo el mundo y tratando de marcar una diferencia duradera”.

“El Mar Rojo alberga algunos de los ecosistemas más diversos del mundo y hemos trabajado estrechamente con la Fundación Ba’a para identificar este importante proyecto en torno a la conservación de las tortugas marinas en peligro de extinción; una iniciativa realmente valiosa y emocionante que empezará a recibir nuestro apoyo de inmediato”.

Extreme E apoyará la protección de la tortuga verde, en peligro de extinción, y de la tortuga carey, en peligro crítico de extinción, que están amenazadas por diversas razones, entre las que se incluyen:

Enredo en equipos de pesca.

Comercio ilegal de huevos, considerados un manjar en algunos países, y de caparazones de tortuga.

El desarrollo costero, incluida la construcción en las playas de anidación.

Desechos de plasticos.

El cambio climático, que provoca el aumento de la temperatura de la arena, crea un sesgo en la proporción de sexos -ya que el sexo de las tortugas viene determinado por la temperatura, cuanto más alta es la temperatura, más probable es que la tortuga sea hembra- así como el aumento del nivel del mar, que puede erosionar las playas de anidación e inundar los lugares de anidación, matando los huevos.

Uno de los lugares de anidación en los que se centra el proyecto es Ras Baridi, situado a 50 kilómetros al norte de la ciudad de Yanbu, en Arabia Saudita. Ras Baridi es un importante lugar de anidación para el Mar Rojo y el Océano Índico. Las tortugas marinas nacen y regresan unos 30 años después para reproducirse, y posteriormente cada cinco años aproximadamente.

Desgraciadamente, debido a los daños sufridos por la playa, creados por la subida del nivel del mar y el aumento de la erosión de la playa, las tortugas regresan y se encuentran con que no pueden escalar el acantilado dejado por la erosión de la playa, o cuando lo hacen, perecen al caerse al volver al agua después de anidar. O puede ser que su nido se haya inundado debido a la subida del nivel del mar en relación con el momento de su nacimiento, hace más de tres décadas. En 2019, hubo una mortalidad del 90% de los huevos debido a la inundación de los nidos en mares de aguas altas.

Estos problemas se detectaron en un proyecto de investigación dirigido por el profesor Carlos M. Duarte, catedrático distinguido de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdullagh y recientemente nombrado miembro del Comité Científico de Extreme E, y se pusieron en conocimiento de la Fundación Ba’a.

Extreme E apoyará la conservación de las tortugas mediante el vallado de las playas, la gestión y el seguimiento de las mismas, la reubicación cuidadosa de los nidos y, en última instancia, mejoras como la elevación del nivel de las playas a una altura adecuada con arena importada para la anidación de las tortugas y el éxito de la eclosión de los huevos, así como la educación.

Bader Alrabiah, director ejecutivo de la Fundación Ba’a, dijo: “Estamos encantados de colaborar con Extreme E en este emocionante proyecto, que demuestra nuestro compromiso con los valores del Reino a la hora de abrazar el futuro y, al mismo tiempo, preservar nuestra cultura y proteger nuestro medio ambiente”.

“Arabia Saudita cuenta con una población muy joven y ávida de eventos y actividades deportivas de nivel mundial. Sin embargo, también tiene un hábitat natural para algunas de las especies más bellas y raras, como las tortugas en peligro de extinción que estamos tratando de proteger a través de esta iniciativa única y creativa. Esta iniciativa forma parte de un programa completo de la Fundación Ba’a para conservar la vida marina en ambas costas saudíes: el Mar Rojo y el Golfo Arábigo”.

Jamie Chadwick, piloto de Veloce Racing, agregó: “Los Programas de Legado son parte integral de la serie y tanto yo como el equipo Veloce Racing los apoyamos de todo corazón y nos comprometemos a desempeñar nuestro papel. Abrazamos plenamente este Programa de Legado en Arabia Saudita y estamos deseando ver los resultados positivos”.

“Ha sido estupendo hablar con los científicos y aprender más sobre los problemas de esta región. Solo espero que lo que hemos aprendido y nuestras acciones contribuyan a marcar una diferencia tangible. Aunque estamos aquí para competir y ganar, también estamos aquí para ayudar a facilitar y comunicar los cambios vitales que hay que hacer. Tenemos que hacerlo juntos; tenemos que impulsar el cambio”.

Extreme E, una nueva serie eléctrica dentro del deporte motor, disputará la primera competencia de su historia este fin de semana -3 y 4 de abril- en Al-Ula, Arabia Saudita.

El campeonato visitará cinco lugares: Arabia Saudita, Senegal, Groenlandia, Brasil y la Patagonia de Argentina, todos ellos representando un entorno diferente: desierto, costa, ártico, selva tropical y glaciar. Cada uno de ellos se ha visto afectado por problemas medioambientales como el cambio climático, y el objetivo de Extreme E es dejar un impacto positivo duradero e inspirar el cambio a través del poder del deporte y la promoción de soluciones de transporte de energía limpia, que ayudan a reducir los efectos del cambio climático.

Información: Be Mass