El final de la 3º temporada de Extreme E está listo para ofrecer un espectáculo electrizante cuando el campeonato haga su regreso al impresionante paisaje del desierto de Atacama, Chile, para el Antofagasta Minerals Copper X Prix. En un circuito impresionante que cautivó tanto a los equipos como a los pilotos de la serie, repasamos el debut del campeonato en Sudamérica el año pasado.

Cuando Extreme E finalmente anunció su primer evento en Sudamérica, siempre se esperó que sea un acontecimiento destacado.

En el formidable terreno del desierto de Atacama, el circuito de alta velocidad de tres kilómetros recompensó el compromiso de los pilotos y puso a prueba cada componente del ODYSSEY 21.

Fraser McConnell, antiguo Piloto del Campeonato de la serie y ahora en X44 Vida Carbon Racing, resumió la pista de Chile: “Es como una montaña rusa. También hay muchas crestas ciegas, por lo que hay que elegir bien los puntos, comprometerse y tener una línea visual en la mente de lo que hay delante, y estar nivelado en los saltos con el morro levantado”.

“Estás en el acelerador el 80 por ciento de la vuelta, moviendo el ODYSSEY 21 a izquierda y derecha, ¡y consiguiendo un gran tiempo en el aire! Es un circuito increíble”.

Cuando Extreme E viajó a Chile el pasado mes de septiembre, el equipo Rosberg X Racing (RXR) estaba a un paso de conseguir su segundo título consecutivo, tras dos victorias en los tres primeros eventos de 2022.

Y el equipo de Nico Rosberg continuó su buena forma desde el principio en el Antofagasta Minerals Copper X Prix, encabezando la clasificación para acercarse a un segundo campeonato en Extreme E.

Sin embargo, la historia daría un giro dramático al final. Problemas técnicos en el garaje antes de la salida impidieron a RXR participar en la final de Chile y les privaron de la oportunidad de conseguir su segundo título.

Como resultado, el No.99 GMC HUMMER EV Chip Ganassi Racing entró en la final como primer reserva para formar una parrilla de cinco coches, con RXR perdiendo puntos cruciales para el campeonato.

Cuando la final se puso en marcha, se produjo una frenética lucha por la victoria entre el X44 Vida Carbon Racing y el NEOM McLaren Extreme E.

Tras una excelente acción rueda a rueda entre ambos equipos, Tanner Foust y Emma Gilmour, del NEOM McLaren Extreme E Team, se impusieron y cruzaron la línea de meta en primera posición, logrando lo que parecía su primera victoria en la serie.

Sin embargo, las penalizaciones aplicadas tras la carrera hicieron caer a los ganadores en pista hasta la quinta posición de la general. De este modo, Sébastien Loeb y Cristina Gutiérrez, del equipo X44 Vida Carbon Racing, heredaron la victoria, lo que los devolvió a la lucha por el campeonato antes del final de la segunda temporada en Uruguay.

La victoria resultó ser crucial, ya que el equipo de Sir Lewis Hamilton, animado por su primer triunfo de la campaña, luego se adjudicó el título de la 2º temporada de Extreme E en la última prueba, celebrada en Punta del Este.

El No.99 GMC HUMMER EV Chip Ganassi Racing luchó valientemente para terminar la carrera en tercera posición tras su inesperada aparición en la final. Sin embargo, al esforzarse al máximo para aprovechar la oportunidad, recibieron una penalización por saltarse un waypoint durante la final, lo que relegó al equipo estadounidense.

Esto dio al ABT CUPRA XE su primer podio de la temporada, con Nasser Al-Attiyah acompañado por Klara Andersson en el tercer puesto. Fue el debut en la serie de Andersson, que se subió al ABT CUPRA XE ODYSSEY 21 después de que Jutta Kleinschmidt fuera descartada por lesión tras un accidente en los entrenamientos libres.

A poco más de una semana del final de temporada en Antofagasta, los cinco equipos que quedan en la lucha por el título trabajarán sin descanso para asegurarse de estar listos para los desafíos del trazado chileno mientras Extreme E se prepara para otro gran evento en el desierto de Atacama.

Información: Be Mass