Se denomina “torque” a la capacidad que tiene un vehículo para desplazarse rápidamente al inicio de cada marcha y aunque hablamos de “rapidez” no tiene nada que ver con la potencia que tenga su motor.

El “torque” o “par motor” es la velocidad giratoria que produce el motor al estar en marcha, esta se refleja en la rapidez con la que se desplaza un vehículo al arrancar o al meter una nueva velocidad.

Esta medición es solo de velocidad con la que gira el eje del motor y no con la fuerza que lo hace (H/P o caballos de fuerza). En las fichas técnicas de los vehículos que proporcionan los concesionarios encontramos esta descripción en dos valores, el “Torque” y las “Revoluciones por minuto” óptimas para alcanzar dicho torque. ([email protected],000)

Nota: Entre mayor sean las revoluciones por minuto para alcanzar el torque máximo, significa que el motor tendrá más desgaste, más consumo de combustible y necesitará servicios más frecuentes.

 Pero en realidad, esta descripción ([email protected],000) no aporta una idea clara de que tan rápido arrancará un vehículo, es necesario tomar en cuenta otro factor. El “Peso Bruto” que también se encuentra en la ficha técnica, ya que un auto puede contar con un “torque” muy alto, pero si el vehículo es muy pesado no se verá reflejado en el arranque real.

Para visualizar más fácilmente el arranque real que tendrá un vehículo, hagamos una sencilla operación, se divide la cifra del “torque” entre la cantidad del “peso bruto”. Cuanto más alta sea la cantidad resultante, será más rápido el arranque del vehículo en la práctica.

Ejemplos:

Tsuru, (102@4,000) entre  peso bruto (946 kg.) = 0.1078

Jetta,  (169@4,000) entre peso bruto (2,006 kg.) = 0.0842

i10,     (88.27@4,000) entre peso bruto (1,430 kg.) = 0.0617

El auto con mayor “torque” en el mercado internacional es el Hennessey Venom GT, cuenta con un “par motor” de (1,155@4,400) y un “peso bruto” de (1,244 kg.) lo cual nos da una cifra de empuje real de, 0.9284

copia-de-x