CUANDO CAMBIAR LOS AMORTIGUADORES 

 Para revisar la vida útil de los amortiguadores podemos hacerlo de tres formas: en la práctica, revisión ocular y hacer algunas pruebas. Estas piezas pueden funcionar con aceite, gas, aire o combinar estos elementos. A continuación te diremos cómo puedes identificar fácilmente el estado de tus amortiguadores.

Práctica: si al pasar por un bache o tope el auto se queda oscilando de arriba hacia abajo, o simplemente se siente el golpe en el interior del auto; si al tomar una curva en carretera el auto se levanta demasiado para un lado, frena firmemente e identifica si el auto se clava más de lo normal hacia adelante, es tiempo de reemplazarlos.

Prueba: con el auto estacionado empuja la parte delantera o trasera hacia arriba y hacia abajo en varias ocasiones lo más fuerte que puedas, después deja de provocar este movimiento repentinamente, si el auto continúa subiendo y bajando por sí solo más de una vez, es tiempo de reemplazarlos.

Verificación ocular: ubica los amortiguadores por debajo del auto, observa si y están manchados de líquido por la parte de afuera; el escurrimiento de aceite delata el mal estado.

La función de los amortiguadores en cualquier vehículo que los use es eliminar las irregularidades de la superficie para una mejor estabilidad y maniobrabilidad al momento de conducir; unos amortiguadores en mal estado aumentan el consumo de gasolina, el desgaste prematuro en algunas piezas y aumenta el riesgo de un accidente al momento de la conducción.