Mónaco, (30 de noviembre 2018).- El venturi Antártida, el primer vehículo eléctrico de la exploración polar, se presentó oficialmente en el Palacio del Príncipe de Mónaco el viernes. Iniciado por SAS el Príncipe Alberto II de Mónaco a través de su fundación, este singular proyecto pretende poner a disposición de la comunidad científica en la Antártida a cero emisiones medios de transporte que se puede operar en condiciones extremas.

Automóviles VENTURI, la empresa Monegasque especializados en vehículos eléctricos, se ha puesto en marcha el VENTURI Antártida, el primer vehículo de cero emisiones capaz de operar en terreno hostil y resistir temperaturas tan bajas como -50° C.

“Es con gran orgullo que aprovechar esta oportunidad para descubrir el primer vehículo de la exploración polar desarrollado por el fabricante de coches de Mónaco Venturi, a quien ofrezco mi agradecimiento por haber aceptado este reto formidable. El venturi Antártida será un activo importante para mejorar nuestra comprensión de las regiones polares, el primero se vean afectados por los efectos de la alteración del clima“, destacó SAS el Príncipe Alberto II de Mónaco.

Las regiones polares son los primeros testigos de cambio climático y entre las primeras partes del mundo para experimentar las consecuencias negativas: la contaminación, la pérdida de especies, y las amenazas a las poblaciones indígenas son considerables en estas áreas. Hay mucho en juego en el largo plazo, y el impacto del calentamiento es, por desgracia, ya muy visible: el hielo del mar Ártico y los glaciares en tierra se están derritiendo mucho más rápido de lo previsto.

A la vista de estos hechos, la Fundación Príncipe Alberto II está trabajando para asegurar que en el futuro, estas regiones pueden ser cubiertos por los acuerdos internacionales en los que la protección del medio ambiente sería una prioridad. Desde su fundación en 2006, la fundación también ha apoyado alrededor de 30 proyectos destinados a lograr una mejor comprensión y una mejor protección de estas regiones.

“A través de este proyecto de extremadamente alta tecnología, los equipos de Automóviles VENTURI están ofreciendo una respuesta concreta e innovadora a las estaciones base en la Antártida, y la Fundación es feliz de ser capaz de apoyar esta iniciativa notable. Al dar a los científicos un medio limpio, económico y eficiente de transporte, VENTURI ayudará a mejorar las condiciones de investigación sobre el terreno, proporcionando una solución sostenible para el transporte de equipos para estudiar los sitios“, dijo que el Sr. Bernard Fautrier, vicepresidente y director general del príncipe Alberto Fundación II.

Entre 2013 y 2015, Automóviles VENTURI desarrollaron un prototipo de la Antártida, que fue probado inicialmente en una región fría de Europa. Haciendo buen uso de los datos recogidos de esta primera versión, así como la tecnología desarrollada por sus coches de carreras (que utilizan los mismos elementos de la batería), el equipo de ingeniería VENTURI ahora ha llegado con una segunda versión: equipado con alta tecnología de las baterías de rendimiento y la mejora de la eficiencia general, la Antártida tiene orugas montadas en el volante, el poder 2x60kW y pesa alrededor de 2 toneladas.

Diseñado para funcionar en las condiciones extremas de la Antártida, que puede llevar a tres personas, así como el equipaje y equipo. Tiene un rango de aproximadamente 45 kilómetros y una velocidad de 20 km / h en condiciones de funcionamiento realistas.

“Volver a Telegraph Creek” es uno de los desafíos mundiales VENTURI, misiones organizadas por Automobiles venturi para probar vehículos eléctricos de la compañía en las condiciones más extremas y terrenos más desafiantes del planeta. El tema recurrente de estas misiones es las aventuras más arriesgadas en coche del siglo pasado, volviendo sobre las rutas de las expediciones Citroën de Shanghai a París y desde Nairobi a Johannesburgo, por ejemplo (el Crucero Amarillo y Croisière Noire). Durante estos retos, Automóviles VENTURI ha establecido varios registros y ha logrado una serie de primicias mundiales, posicionándose como una empresa pionera y líder en el campo de los vehículos eléctricos de alto rendimiento.

“Volver a Telegraph Creek” es la primera gran prueba para la Antártida. También será una oportunidad para confirmar su fiabilidad y la capacidad de soportar las condiciones climáticas extremas, con los paisajes espectaculares e imponentes de la Reserva Tahltan en la región salvaje río Stikine como telón de fondo.

Al final de esta misión, el vehículo será enviado a la Antártida para dar a los científicos sobre el terreno una solución que les permita acceder a las áreas de estudio, mientras que evita la contaminación que es inherente a la utilización de vehículos propulsados ​​por motor de combustión. Pero la historia no termina ahí – Automóviles VENTURI no descarta la posibilidad de crear nuevas versiones de sus vehículos para usos totalmente nuevos.

“La tarea que nos ha confiado el Príncipe Soberano y su Fundación es un reto que nos quedamos muy honrado de aceptar. Hemos trabajado con los expertos más destacados en la comunidad científica para diseñar un vehículo cuyas características muy precisa satisfacer todas sus demandas, mientras que ser capaz de funcionar eficazmente en las condiciones extremas que se encuentran en la Antártida.

Hasta ahora, los investigadores tuvieron que recorrer a pie en algunas zonas, con el fin de evitar la contaminación de ellos. Ahora, con el venturi Antártida, tendrán acceso a un vehículo eficiente, muy maniobrable con una excelente tracción. Los científicos serán capaces de llevar a cabo su investigación en condiciones óptimas, sin contaminar estos sitios donde el análisis requiere precisión molecular.

Estamos orgullosos de contar con la tecnología desarrollada que satisfaga una necesidad esencial y muy específica, en un momento cuando la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático son desafíos críticos para nuestra sociedad“. Gildo Pastor, Presidente de Automóviles

Información: VENTURI