Los competidores de Dakar, por segundo año consecutivo, se enfrentarán a las dunas peruanas en un entorno que el año pasado supuso un gran desafío desde el inicio del rally. Los peruanos podrían brillar en su tierra natal y aprovechar al máximo su talento para, quizás, terminar en el podio.

El estado de ánimo de Dakar ya está presente en Perú, que será el anfitrión del evento nuevamente en 2019. Durante la conferencia de prensa, celebrada en el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, el ministro Roger Valencia confirmó que el Dakar 2019 se disputará exclusivamente en Perú y Contribuirá al desarrollo de la economía local y fortalecerá la imagen del país a nivel internacional. Las cifras relativas al paso del Dakar 2018 en suelo peruano son motivo de optimismo.

Según estudios realizados del 3 al 11 de enero, el Rally Dakar 2018 generó ingresos (turismo, gastos realizados por peruanos e inversiones) superiores a los $ 130 millones. Más de un millón de espectadores asistieron a la manifestación y sus eventos relacionados.

Perú también se benefició de la cobertura de los medios de Dakar, cuyo impacto publicitario se ha estimado en $ 300 millones. El valor de promoción para Perú aumentó a $ 154 millones. El gobierno peruano contribuirá con $ 6 millones para la edición de 2019.

La Ministra de Medio Ambiente, Sra. Fabiola Muñoz, reafirmó que el Rally-Raid es un desafío que debe enfrentar todo el país, su Gobierno, los organizadores y la población, y es una oportunidad extraordinaria para destacar a Perú como se trata del medio ambiente.

El Director del Rallye, Etienne Lavigne, agradeció a Perú y a las autoridades peruanas su cálida bienvenida. También confirmó el funcionamiento del Desafío Inca dentro de la Serie Dakar este 14 y 16 de septiembre. Este evento será una oportunidad ideal para descubrir las dunas del desierto de Ica en la perspectiva del Dakar 2019.

El Dakar Tour tuvo lugar después de la conferencia de prensa. Este evento reunió a los competidores en el Lima Hilton Miraflores. Fue la ocasión para que los participantes, los organizadores y las autoridades intercambiaran información y comentasen sobre el desafío que surgirá a principios del próximo año. Conscientes de que competirán frente a su público, los competidores peruanos están más entusiasmados que nunca. Podrán contar con el apoyo entusiasta de sus compatriotas en cada etapa. Nicolas Fuchs y Fernanda Kanno, que se retiró con un problema mecánico en 2018, tendrán la oportunidad de vengarse y también pretenden terminar fuertes en la clasificación general.

 Alexis Hernández (5º), Rómulo Airaldi (22º) y Lalo Burga (84º), que finalizaron el rally, tratarán de ser más competitivos y mejorar en la clasificación general. Christian Málaga participará en su tercer Dakar y es plenamente consciente de lo difícil que es terminar el Dakar. “Será la tercera vez afortunado”, dice Christian. “No puedo esperar a que comience. Esta carrera ahora es parte de mi vida y debo aprovechar el hecho de que se ejecutará en Perú”.

 Lalo Burga insiste en su satisfacción y motivación. “Sé que es una gran oportunidad para todos los peruanos tener una carrera tan grande como esta en nuestro país”, recuerda Lalo. “Será un Dakar 100% peruano y supongo que la ruta del rally será muy técnica y un verdadero desafío”.

 Rómulo Arialdi dice que “será, sin duda, un gran Dakar. Si el Dakar tuvo que, un día, ser celebrado en un solo país, tenía que ser Perú, porque el país representa la esencia del Dakar, especialmente con todas las dunas. Nuestro país ofrece todos los diferentes tipos de terreno y espero que este Dakar sea muy exigente. Espero que tengamos que enfrentarnos a las dunas más grandes y que la carrera será muy dura, porque Perú tiene la geografía necesaria para organizar un complicado rally raid. Los competidores peruanos están muy cómodos en este tipo de terreno. Será una carrera realmente espectacular”.

Por su parte, el cuadricicero Alexis Hernández, quien es el peruano más experimentado en su categoría, afirmó que “Es una gran oportunidad. Las dunas fueron el aspecto más difícil del Dakar 2018. Tendremos que aprovechar el hecho de que correremos en su propia tierra. Nuestro conocimiento del terreno debería ser una ventaja. Pero creo que también iremos a algunas regiones del desierto que nunca pensamos que pudiéramos alcanzar”.

Al final del Dakar 2018, Hernández publicó esto en las redes sociales: “Terminamos un Dakar difícil, completamente satisfecho, orgulloso y cubierto de suciedad. Nuestro equipo de guerreros es único”. Tomará parte en la XI edición en Sudamérica, la primera carrera exclusiva en un país y cuyo principal desafío será, sin duda, el desierto peruano.

Información: Dakar