Para que se pueda correr los tramos cronometrados en un Rally los aficionados deben de estar seguros, es decir, fuera del alcance de los coches de competencia si existiera un despiste.

Es el caso que la gente se pone en lugares en donde corre en riesgo su vida, para lo cual el grupo en cargado de seguridad del Campeonato Mundial de Rally,  decidió poner cámaras dentro del auto “0” para ir viendo durante el caminar de este vehículo si los espectadores se encuentra seguros y así tendrán la certeza necesaria para que los autos de competencia puedan salir a competir.

Tal decisión se tomara desde el Rally Control, en donde estarán observando las imágenes en vivo. Por eso es muy importante que los aficionados  se coloquen en lugares seguros. Así sea.

“Las consecuencias de que los fans al Rally no atiendan las indicaciones de seguridad del comité organizador será la suspensión del tramo”.