Este tipo de faros está pensado y diseñado para oscuridad extrema o tormentas muy espesas. Son comúnmente usados por embarcaciones, aviones, vehículos de carga y todo terreno. En el caso de autos y camiones son instalados en la parte alta del vehículo.

En nuestro país está prohibido su uso en carreteras y ciudades, aunque se permite llevarlos instalados. Estos faros tienen forma redonda y son completamente trasparentes, a diferencia de los demás faros auxiliares de largo alcance, antiniebla y faros convencionales. Éstos pueden ser únicamente de halógeno, xenón o láser.