Algunos autos de línea son comercializados con faros antiniebla extras de los faros convencionales. Este accesorio es de mucha utilidad aun cuando no conduzcamos durante la noche o entre la neblina o niebla.

Este tipo de faro tiene su función muy definida, ya que su haz de luz está dirigido para alumbrar el suelo y de esta manera ayuda al conductor a tener una visión más integral. Estos faros pueden ser redondos, cuadrados o rectangulares, y su cristal o mica pueden ser lisos o con rayas. Son instalados generalmente en la parte baja del frente del vehículo (bajo los faros convencionales).

Su función principal es alumbrar perfectamente los costados, bajos, frontales del vehículo y son permitidos en nuestro país para usarse al mismo tiempo que los faros convencionales. También existen otros faros auxiliares de largo alcance y de haz de luz concentrado; éstos pueden ser de filamento, halógeno, xenón, láser o led.