Aunque parezca increíble, el primer artefacto considerado auto funcionó con un motor eléctrico por el año de 1832, a manos del empresario escocés Robert Anderson. Fue hasta 1865 que se produjeron algunos vehículos eléctricos gracias a la mejora de la pila eléctrica. Para 1899 estos autos ya alcanzaban velocidades máximas de 105 km/h.

HVHDFIGJV

Los autos eléctricos son la carta fuerte a la que apuestan los fabricantes ambientalistas para eliminar al 100 % la contaminación ambiental producida por los combustibles derivados del petróleo, como gasolina, diésel y gas LP, principalmente, que usan los autos comunes, así como los autos flex e híbridos, que lo usan en distintas proporciones, motivo por el cual la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ya avaló la competencia Fórmula-E (autos de velocidad eléctricos) desde septiembre del 2014.

ggio00

Los autos eléctricos, al igual que otras alternativas ecológicas, tienen sus ventajas, como son las siguientes:

  • Cero contaminación atmosférica.
  • El motor no produce ruido alguno.
  • Costo de combustible más económico comparado con los derivados del petróleo.
  • Mayor aceleración desde el arranque hasta el tope de velocidad sin cambio alguno.
  • Mejor ubicación del centro de gravedad del auto, lo que da mayor estabilidad y seguridad al manejar.

Por supuesto que estos autos también tienen sus desventajas, las cuales deben ser valoradas al momento de adquirir una de estas unidades:

  • La carga de batería es lenta (unas nueve horas aproximadamente).
  • Un auto con carga completa de batería puede recorrer unos 430 km.
  • Requiere constantes cargas de batería.
  • Las baterías contienen elementos altamente contaminantes, como plomo y ácido sulfúrico.
  • Costo vehicular elevado.

En resumen, no contaminar el medio ambiente tiene un costo mayor inicial que no todos los consumidores pueden pagar, aunque a futuro esta inversión supera el desembolso inicial.