LA HISTORIA Y EL AUTOMÓVIL

Con el asesinato de John F. Kennedy se pone fin a una tradición mundial del uso de autos presidenciales convertibles con la finalidad de tener un mayor acercamiento entre el gobernante y la ciudadanía, Fue durante una visita oficial que hizo a la ciudad de Dallas, Texas, el viernes 22 de noviembre de 1963 a las 12:30 p.m.

La limusina que transportaba al presidente de EE. UU., John F. Kennedy, al momento de su asesinato, fue fabricada en Wixon, Michigan, por la marca Ford Motor Company, modelo Lincoln Mercury Continental convertible, año 1961, y se denominó SSX-100. La compañía Hess & Eisenhardt fue la encargada de modificar la limusina. Entre las mejoras más significativas están las siguientes:

–          El chasís fue reforzado y alargado 107 cm.

–          Techo desmontable de acrílico transparente o metal, con opción a convertible.

–          Asientos traseros telescópicos para elevar al mandatario hasta 30 cm y fuera visible para la gente.

–          Espacio para llevar parados a guardaespaldas alrededor del auto.

–          Teléfono.

Después del asesinato el auto presidencial se envió otra vez a los talleres de Hess & Eisenhardt para hacerle nuevamente mejoras en diciembre del año 1963:

–          Reparación de los daños ocasionados durante el asesinato del presidente.

–          Blindado completo, especialmente en la parte trasera.

–          Se reforzó la suspensión debido al aumento de peso por el blindaje.

–          Se eliminó la opción a convertible.

–          Se aumentó la potencia del motor.

–          Se aumentó la potencia del aire acondicionado.

–          Se cambió de color negro a azul metálico (Presidential Blue Metallic) con más brillo para complicar “un disparo perfecto”.

–          Sistema elevador de vidrios más rápido.

Copia de gkfol

Para mayo de 1964 la limousine SSX-100 estaba totalmente renovada y lista para salir a las calles. De esta manera sirvió bien al Servicio Secreto hasta febrero del año 1977 que fue desechada. Así, la limusina SSX-100 fue el parte aguas de vehículos presidenciales que pasaron de ser convertibles a cerrados. Este auto fue el fin pero también el principio de una nueva generación de autos presidenciales que garantizan la seguridad de los mandatarios en todo el mundo.